25 julio, 2022

Tómate el estrés con calma y mejora tu madurez emocional

Mientras que la madurez, tal y como la entendemos popularmente, suele desarrollarse mediante una combinación de edad y experiencia, la madurez emocional es otra historia. Los expertos definen el estado de madurez como haber completado el crecimiento y el desarrollo natural, pero con la madurez emocional, el énfasis es más específico y personal.

La madurez emocional se refiere a la capacidad de un individuo para manejar y comprender sus emociones. La madurez emocional tiene muchas dimensiones, pero en pocas palabras, la madurez emocional nos ayuda a hacer frente a las situaciones difíciles que nos plantea la vida. Por lo tanto, ser maduro emocionalmente puede ayudar a movernos por esta época llena de inmediatez y competitividad, además de encontrar la plenitud y la felicidad en ella.

Tips para alcanzar la madurez emocional

Define tus emociones

Después de observar y comprender mejor cómo se sienten las emociones en tu cuerpo, puedes comenzar a definirlas, lo que puede ayudar a comunicarte con los demás en forma más eficaz. No se nos da un manual sobre lo que significan estas sensaciones, ni sobre cómo ponerles nombre. La madurez emocional significa reconocer que la perfección es imposible, pero la mayoría intenta permanecer indiferente a la hora de sentir emociones difíciles como el miedo, el enojo y la vergüenza. Lo más importante es ser honesto con uno mismo sobre lo que se siente y no tener miedo de pedir ayuda en los momentos de dificultad.

No te avergüences

No hay nada de malo en que te falte madurez emocional, sobre todo, teniendo en cuenta tu interés reciente por mejorarlo. Todos hacemos lo mejor que podemos con lo que nos han enseñado, y sentirse mal por ello, no beneficia a nadie.

En lugar de eso, alégrate de ser consciente de lo que careces, porque de ahí derivará tu poder. Cuanto más conscientes seamos de nuestra inmadurez emocional, más capacidad de acción tendremos para cambiar nuestro comportamiento y crecer.

Que vuelva tu niño interior

Independientemente de la edad que se tenga, las personas emocionalmente maduras, validan constantemente aspectos de su identidad que otros suelen tachar de infantiles. Esto se debe a que nuestro niño interior se salta aquellas normas impuestas socialmente para un adulto, dejando de lado la seriedad excesiva y siendo una gran fuente de creatividad, originalidad y emociones agradables. Además, tomarse un respiro de la vida adulta puede ser bastante liberador. Al fin y al cabo, la vida es mucho más que pagar las facturas, hacer los impuestos e ir a trabajar. Estos momentos de juego permiten cultivar emociones positivas y experimentar una forma más pura de felicidad.

Aprende a calmar tus emociones

Debemos ser responsables de enseñarnos a nosotros mismos nuevas formas de sentirnos mejor cuando de nuestras emociones se trata. Para que se te haga más fácil este camino a la tranquilidad y madurez emocional, se recomienda utilizar uno de los dos tipos de herramientas de enfrentamiento, siempre dependiendo de la situación: Aquí encontramos las activas (cosas que haces) y las pasivas (cosas que no haces).

Algunos ejemplos de estrategias activas son tan simples como darse un baño, dar un paseo, ir a una clase de yoga o cualquier otra cosa que puedas hacer físicamente y que hayas notado que te ayuda a procesar y superar ciertas emociones. Un ejemplo de herramientas de afrontamiento pasivo es simplemente desarrollar una tolerancia para estar con todas tus emociones, incluidas las complicadas, sin tratar de alejarlas, en este caso, la meditación puede ser un gran recurso.

Crecer en madurez emocional puede tener un profundo efecto en tu propio bienestar, así como un efecto positivo en las relaciones que mantienes con los demás. Practicar la atención plena, nutrirte de las experiencias pasadas y abrir la mente para aprender algo nuevo son pasos clave en la dirección correcta para lograr la madurez emocional y estar mucho mejor preparado ante aquellas situaciones que te provocan estrés.

Te invitamos a cuidarte, ven a conocer nuestros proyectos inmobiliarios Nueva Kennedy y Parque La Dehesa II. Excelentes ubicaciones, entornos privilegiados, cómodos espacios comunes, adecuada distribución y la garantía de calidad exclusiva que solo Inmobiliaria Bersa te puede ofrecer. Para mayor información, comunícate con nosotros a través del formulario de contacto y te responderemos a la brevedad.